X

Nuestra historia…

El primer centro Vita liberté abrió en mayo de 2011. Impulsados por el suceso inmediato que tuvo este primer gimnasio, Emmanuel Giobbi y Stéphane Cruciani abrieron un segundo centro y, posteriormente, un tercero. Algunos amigos, seducidos por el concepto de fitness low cost que ofrecían los centros, decidieron seguirlos en esta incipiente aventura. Así pues, en mayo de 2012, crearon la marca y la franquicia Vita liberté, con el objetivo de desarrollarse como una red.

Ambos, especializados en disciplinas diferentes (el fitness y las finanzas), supieron unir sus respectivas habilidades para sacar provecho de ellas. Y, efectivamente, la unión entre dos asociados dotados, cuya experiencia era sobresaliente en estas dos materias complementarias, fue un acierto total ya que se creó la asociación perfecta.

Emmanuel, profesor de Educación Física, se hiciera consciente en 2004 de que la bici y la natación son los dos deportes más practicados por los franceses. Pues inventó el Aqua Spining, más conocido como “bici en el agua”. Cabe señalar que este hombre visionario fue reconocido y premiado por el ministro de las PYME por su invento.

Stéphane, que entonces trabajaba de banquero, ayudó a Emmanuel en la apertura de su primer centro de fitness. A raíz del éxito y los buenos consejos de su compañero, Emmanuel le propuso participar en esta nueva aventura.

Después de 14 años como banquero y convencido de que todos los caminos llevan a Roma si uno se empeña y se compromete de forma seria, Stéphane tuvo la fuerza y el valor para embarcarse en esta tarea y dar a luz, junto a su asociado, a Vita liberté.